Mar 29

El tratamiento de las fracturas de hombro mediante prótesis centra unas jornadas del Quirón Sagrado Corazón

El tratamiento de las fracturas de hombro mediante prótesis centra unas jornadas del Quirón Sagrado Corazón

El curso ha concluido con una sesión quirúrgica dirigida por el doctor Joan Armengol, experto internacional en este ámbito

   SEVILLA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) –

   Quirón Sagrado Corazón ha organizado las I
Jornadas de Prótesis de Hombro, centradas especialmente en el
tratamiento de las fracturas de esta articulación mediante ortopedia.
Durante la reunión se han discutido numerosos casos clínicos, y se ha
concluido con una intervención quirúrgica, a la que se ha invitado al
doctor Joan Armengol, cirujano ortopédico del Hospital de Bellvitge,
experto internacional en el manejo de este tipo de cirugías.

   Durante la sesión quirúrgica se operó a una paciente con una
luxación de prótesis parcial de hombro y se procedió a su extracción y
sustitución por una total. Según indica el doctor Bernáldez,
especialista en traumatología y ortopedia de Quirón Sagrado
Corazón-Traumainnova, “se trataba de un caso muy complejo, ya que la
paciente padecía un dolor intenso y una importante reducción funcional.
Tras sufrir una fractura compleja, se le había tratado con una prótesis
parcial que se había luxado –salido de su sitio–. Después de cuatro
horas de quirófano y tras verificar que  no existía infección, se le
cambió la parcial por una prótesis total invertida de hombro”.

   La paciente se recupera de forma satisfactoria, con una movilidad
casi completa, estabilidad en todos los planos espaciales y  sin
inconvenientes. En un comunicado se indica que dos semanas después de la
intervención, si no presenta complicaciones, podrá comenzar con la
fisioterapia, anuncia el especialista.

CIRUGÍA DE PRÓTESIS DE HOMBRO

   Tras la rodilla y la cadera, el hombro es la articulación del
organismo donde más prótesis se implantan hoy en día y, porcentualmente,
la que más ha crecido en indicación y en número de implantes colocados
en la última década.

   Fundamentalmente existen dos indicaciones para las prótesis de
hombro: por causa traumática o secuelas, o lo que es lo mismo, tras una
fractura compleja (cuatro fragmentos) o conminuta (cuando el hueso queda
reducido a esquirlas) o con osteoporosis, si sospechamos que la
osteosíntesis (placas, clavos o prótesis parcial) va a salir mal o en
los casos ya operados que han fracasado (cada vez mayor indicación); o
por causa degenerativa, es decir, en aquellos casos de artrosis severa
glenohumeral (de la cabeza del húmero y la copa de la escápula), con o
sin afectación de los tendones (menor número de indicaciones pero
obtiene mejores resultados que la causa anterior).

   Los doctores Bernáldez y Cansino, ambos especialistas en
traumatología y ortopedia de Quirón Sagrado Corazón,  llevan implantadas
en la actualidad más de 50 prótesis de hombro,  con buenos resultados.
Es importante  destacar que esta intervención es una técnica compleja
que precisa de una gran  formación, pericia y curva de aprendizaje. Eso
explica que sean pocos los cirujanos que la practican en Andalucía.

TIPOS DE PRÓTESIS O ARTROPLASTIAS

   Existen tres tipos de prótesis o artroplastias: las parciales
–solo se implanta el componente humeral-, las totales –se coloca el
componente glenoideo y humeral–, y las totales invertidas, que son las
más usadas para la artropatía del manguito –aquellos casos de artrosis
con rotura masiva del manguito rotador–.

   En el caso de las prótesis totales, su forma es contraria, ya que
saca el hombro hacia fuera (offset) para suplir el manguito y permitir
la actuación  del músculo deltoides. Son las más complejas de colocar,
pero se obtienen unos resultados muy satisfactorios.

   Este tipo de cirugía se realiza bajo anestesia general y con
hipotensión controlada para que el campo sangre menos.  Al finalizar la
operación, se coloca el brazo en un cabestrillo y el paciente
permanece  uno o dos días ingresado; podrá comenzar la fisioterapia en
dos semanas. El periodo medio de incorporación a la vida normal se sitúa
entre uno y dos meses.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: